La NextGen, el gran motor para el futuro de la ATP

zverev

Dicen que la juventud es un “divino tesoro” y la ATP ha entendido eso a la perfección, por lo que desde el año 2016 decidió que era momento de darle mayor protagonismo a esos futuros talentos que iban surgiendo en el ranking. Así salió a la luz el torneo NextGen.

Con la intención de darles un lugar con mayor relevancia a los jóvenes, donde el público los reconociera, en noviembre de 2016 se anunciaron las primeras ATP Finals de la NextGen, a celebrarse en Milán en 2017, en la que será una Masters Cup de tenistas con una edad no superior a los 21 años.

A partir de ese momento, el interés del público creció por conocer a esos jugadores menores que controlan el Race to Milan y que al final de la temporada también tendrán una recompensa mayor por mantener su nivel entre los tenistas de su edad. 

No es extraño que hoy, además de reconocer a Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic, el público pronuncie en pláticas tenísticas los nombres de Alexander Zverev, Karen Khachanov o Borna Coric, jóvenes que están subiendo de manera constante en el ranking de la ATP. 

En la actualidad, de los primeros 10 clasificados en la NextGen, nueve de ellos están colocados dentro del Top 100 de la clasificación mundial, lo que reafirma la calidad e importancia de estos jugadores sub 21 en el tenis contemporáneo. 

Sin duda, el hombre más adelantado en las “clases” del curso 2017 es el alemán Alexander Zverev. El joven rubio de 20 años ha explotado por completo su juego en la actual temporada y lidera cómodamente la clasificación de la NextGen con tres mil 625 puntos, lo que incluso le permite estar posicionado en el octavo puesto del ranking mundial, hablándole de tú a tú a los mejores del mundo. 

Uno de los países que mejor ha trabajado con su talento joven es Rusia, nación que puede presumir tener al número dos, tres y cuatro en camino a las ATP Finals en Milán. Karen Khachanov, Andrey Rublev y Daniil Medvedev son la joyas rusas de la actualidad.

Por su parte, Estados Unidos busca volver a ser parte de la élite mundial en el tenis masculino después de que Andre Agassi fuera uno de sus últimos referentes. Para conseguirlo Jared Donaldson, Frances Tiafoe y Ernesto Escobedo han trabajado para ser parte y mantenerse dentro del Top 100. 

Milán será la parte culminante de más de un año en el que la ATP ha trabajado para poner en el ojo de la afición a esas promesas que de a poco se convierten en el presente del tenis. Un esfuerzo que ha servido para conocer caras nuevas y para presenciar el juego de otros tenistas más allá de los ya conocidos y el resultado es exitoso, pues ahora el público también mira y se emociona con quienes están llamados a conquistar el deporte blanco en pocos años.