David Ferrer, el tenista que marcó una época en México

 Hablar de David Ferrer en México es hablar del cuatro veces campeón del Abierto Mexicano de Tenis en la modalidad de singles. Un español que sin duda se robó el corazón, los aplausos y sobre todo la atención de todos los aficionados al tenis en nuestro país, pero también se llevó el torneo en dobles, es toda una una figura en Acapulco. Para ejemplificar esto, Ferrer se convirtió en campeón en México en los 2010, 2011, 2012 y 2015, mientras en la modalidad de dobles alzó el trofeo junto con su compatriota Santiago Ventura en el 2005.  
 
 La carrera del nacido en Javea, España no ha sido fácil. Para permanecer por 7 años consecutivos dentro de los 10 mejores tenistas del mundo de la ATP, Ferrer tuvo que iniciar a practicar tenis a sus 7 años. Debutó como profesional en el año 2000 cuando apenas tenía 20 años y rápidamente demostró sus cualidades ganando F1 de Polonia y F3 de España, lo cual lo colocó en el número 419 dentro del ranking mundial. 
 
En tan solo 2 años de 2002-2004, se logró colar dentro de los mejores 50 del mundo. Esto lo hizo después de ganar el ATP de Bucarest, además de conseguir tres títulos Challenger. Sus resultados lo llevaron a debutar en los cuatro torneos de Grand Slam y en seis ATP Masters Series. Pero la gran sorpresa se dio cuando disputaba el Masters de Roma, pues en primera ronda venció al campeón defensor André Agassi. 
 
Toda una seguidilla de resultados positivos lo llevaron a colocarse en 2005 entre los 8 mejores de Roland Garros, en donde al final fue eliminado por otro español, Rafael Nadal, quien finalmente se coronaria. Lo mejor estaba por venir, pues unos meses después consiguió llegar a la semifinales del US Open. Para 2008 dio un paso importante y se convirtió en el número 2 de España, solo por detrás de Nadal.
 
A partir de 2010 se encargó de conquistar México con jugadas increíbles, dejando a sus rivales y demostrando porque estaba dentro del Top 10 de la ATP. Pero en México también demostró ser de los mejores de su país, en cada una de las finales que ganó se enfrentó a sus compatriotas, hasta que llegó aquel 2013, en donde Rafael Nadal le quitó el trono y la posibilidad de ganar 4 finales seguidas.
 
David se apagó por un momento, pensábamos que su final estaba cerca, hasta que en 2017 volvió a levantar un título después de 636 días sin suerte. El escenario fue el torneo de Bastad en Suecia, ahí consiguió alzar su título número 27, después de 17 años de carrera deportiva. El español nos enseñó que cuando parece estar acabado se puede reinventar y ser la mejor versión de él mismo. 
 
Aunque parece estar lejos de su mejor versión, cuando alcanzó el lugar número 3 dentro del ranking de la ATP en 2013, David Ferrer nos puede sorprender, y entonces mostrarnos la mejor versión de un tenista que marcó una época en el tenis mexicano.